Lluvia de Dios…

Arizona Hispana | Edición 447

“¿Cómo debe ser un noviazgo cristiano?”

Por. Rafael Carrasco /  Primera Parte

447-lluvia-de-diosEste estudio está hecho en base a la experiencia del pastor Calvin George, de la Iglesia Bautista en la ciudad de La Plata, Argentina.
Su experiencia la aplicó tanto en la Biblia como en observaciones propias de jóvenes solteros cristianos que se han hecho novios.

Este pastor enseña que el noviazgo cristiano debe incluir una abstinencia total de contacto físico entre las personas que son novios. En otras palabras, los novios deben evitar: tomarse de la mano, abrazarse, acariciarse y besarse.

Otro dato importante, es que los novios nunca deben estar solos, para no dar oportunidad al diablo de que los tiente y vayan a caer en el pecado de fornicación. Ellos deben ser pacientes en que todo el tiempo de su noviazgo anden con chaperón.

También, este pastor enseña que los novios cristianos que de verdad se aman, aparte de abstenerse de todo contacto físico, preferentemente, ,mientras ellos estudian, sean amigos, y se pongan de novios una vez que hayan terminado sus estudios, para entonces dejar madurar su noviazgo entre 1 y 2 años, y pensar luego en el matrimonio.

En muchos de los casos, el pastor George ha visto a muchas parejas cristianas caer en el pecado de fornicación; se trata de jóvenes que eran fieles en la Iglesia, que parecían tener un profundo deseo de agradar a Dios en todo, pero fallaron.

Estas parejas vinieron luego avergonzados de haber violado lo que Dios mandó acerca del sexo: reservarlo para el matrimonio.
Proverbios 6:27-28
“¿Tomará el hombre fuego en su seno Sin que sus vestidos ardan?
¿Andará el hombre sobre brasas Sin que sus pies se quemen?”

Romanos 13:14
“sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.”

1 de Corintios 7:1
“En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer;”

Gálatas 5:24
“Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.”

1 de Pedro 2:11
“Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,”

Este pastor también enseña que los novios cristianos que se abstienen de todo contacto físico, están demostrándose, mutuamente, amor verdadero. Y esto porque ambos quieren llegar dignamente al matrimonio, como Dios manda.

Si una pareja de novios empieza por estarse tocando mutuamente, en realidad eso no es amor verdadero, sino un capricho de ambos, simple atracción física, porque no se están respetando, sino que poco a poco se están excitando, hasta llegar a caer en fornicación.
Para los novios que así hacen, les es muy molesto el que tengan chaperón.

La atracción física, por sí sola, no es pecado. Se convierte en pecado cuando a esa atracción física le damos mal uso…. CONTINUARÁ

 

Advertisement